la petrolera

Escuchando ahora: TRASNOCHE PETROLERA
  • Música
  • Lunes a viernes 01:00 a 06:00

Piden a las petroleras que no sobrevalúen sus activos

09/08/2018

Los grupos petroleros más grandes del mundo sistemáticamente sobrevalúan sus activos basándose en pronósticos excesivamente optimistas de los precios futuros, según un importante inversor.

La administradora de activos británica Sarasin & Partners pidió a las compañías petroleras en las que invierte, que son BP, Shell y Total, que den a conocer el riesgo total que enfrentan si la demanda de crudo llega a un pico como resultado de la mayor tendencia hacia la descarbonización.

Sarasin supervisa inversiones por cerca de 14.000 millones de libras, incluyendo fondos de muchas importantes organizaciones benéficas.

El Acuerdo de París para reducir emisiones y limitar el calentamiento global llevó a muchos del sector energético a afirmar que la demanda de crudo marcará su pico máximo dentro de los próximos 20 años, dado que se espera que los autos eléctricos y las energías renovables pongan en duda el dominio del petróleo.

Sin embargo, los productores de petróleo más grandes del mundo -que cada vez se posicionan mejor para la denominada transición energética- aún así siguen valuando sus yacimientos petrolíferos y otros activos en miles de millones de dólares basándose en precios a largo plazo que son más coherentes con la normalidad.

Natasha Landell-Mills, directora de administración en Sarasin & Partners, afirmó que le preocupa que las petroleras no brinden suficiente información que permita a los inversores conocer los riesgos. “Lo que estamos buscando es entender mucho mejor qué tan resiliente es cada uno de sus negocios frente a los serios esfuerzos de descarbonización”, aseguró Landell-Mills.

“En las compañías energéticas deberían ser una práctica estándar informar su sensibilidad a la baja de los precios del petróleo”, agregó.

Landell-Mills analizó los informes de Royal Dutch Shell, BP, Total, Equinor, Eni, Repsol, Cairn Energy y Soco International, y determinó que todos los grupos asumen un precio del petróleo a largo plazo de entre u$s 70 y u$s 80 el barril, subiendo a un ritmo de 2% por año.

Al mismo tiempo, todas las grandes petroleras están bajando sus costos de equilibrio para los proyectos nuevos, en general por debajo de u$s 50 el barril, en parte debido a los temores a que los precios del crudo se puedan debilitar a raíz de la mayor competencia –según publica El Cronista-.

La consultora Wood Mackenzie este año calculó que la demanda de crudo mundial llegará a su máximo en 2036.

Consultada por FT sobre si tenía planes para dar a conocer al sensibilidad de sus resultados a la baja de los precios, Shell informó que un desplazamiento de u$s 10 el barril hacia cualquier dirección que tome el precio del crudo Brent equivale a un giro de u$s 3000 millones en las ganancias de su división de exploración y producción, o de u$s 6000 millones para la compañía completa.

Shell ganó casi u$s 16.000 millones en 2017, año en que el Brent promedió cerca de u$s 55 el barril, y u$s 7000 millones en 2016 cuando el crudo estaba en u$s 45 aproximadamente.

BP dijo que las inversiones durante los próximos cinco años tienen que generar retornos con el petróleo entre u$s 50 y u$s 60 el barril, mientras que los proyectos de largo plazo tenían un umbral de inversión de u$s 60 el barril.

Eni de Italia dijo que sería prudente que las compañías bajen sus puntos de equilibrio a menos de u$s 50 el barril aunque crean que los precios a más largo plazo van a ser superiores.

Sarasin & Partners asegura que no hay suficiente visibilidad en cuanto a qué significaría un período prolongado de precios sustancialmente inferiores en términos de desvalorización de los activos en los balances de las compañías”.

“Esta es una de las amenazas a largo plazo más significativas para la viabilidad de sus modelos de negocios”, dijo Landell-Mills. “Realmente deben ocuparse”, concluyó.

← Volver atrás

DEJÁ TU OPINIÓN